Ratones, con cable o sin cable

Todo ordenador que se precie debe contar con un ratón barato por medio del que sea posible manejar las diversas funciones que el mismo implementa, tratando directamente con la interfaz gráfica de manera rápida, sencilla y muy cómoda a través del mencionado elemento que desplaza el cursor a lo largo de la pantalla.
La sección actual alberga ratones baratos para usuarios con necesidades variadas, desde aquellos que prefieren el modelo más básico sin demasiadas pretensiones hasta los sujetos que ansían disponer de unidades muy precisas con las que machacar a sus rivales en los videojuegos de acción.

Avances tecnológicos que han beneficiado enormemente al ratón

 
Entre todos los periféricos que existen actualmente el ratón de ordenador es uno de los que más han salido ganando con la evolución tecnológica que lleva teniendo lugar desde hace décadas. De hecho, hoy en día los ratones baratos son mucho mejores que antiguamente.

El cambio más importante vino dado a raíz de la sustitución de la clásica bola de los ratones mecánicos, pasando a dar forma a modelos ópticos e incluso con láser que no presentan los inconvenientes propios de un sistema que con el paso del tiempo se había quedado obsoleto.

Dicha bola tendía a acumular una considerable cantidad de residuos, desde polvo hasta pelos y restos de alimentos, impidiendo que el manejo del conjunto fuera agradable. Por otra parte su precisión dejaba mucho que desear sobre todo a la hora de llevar a cabo determinadas acciones, tales como diseñar elementos con un software de edición gráfica.
 
Este tipo de contratiempos han pasado a ser historia gracias a la tecnología óptica que implementan los ratones baratos, aunque su precisión se ve superada por los que cuentan con un láser que también proporciona mayor sensibilidad, dos factores que acarrean un incremento de precio.
Otro avance tecnológico de gran importancia también ha beneficiado a otros periféricos, aunque en el caso del ratón fue si cabe más relevante. Se trata del sistema inalámbrico que permite hacer uso del citado elemento sin los clásicos líos de cables que tendían a producirse antaño.

Ciertamente los primeros ratones baratos que salieron al mercado consumían demasiada energía, requiriendo la sustitución de las pilas cada poco tiempo. Sin embargo, los modelos que se comercializan a día de hoy son capaces de funcionar durante semanas e incluso meses con una sola batería.

Factores a tener en cuenta al elegir entre varios ratones baratos

Si estás indeciso y no sabes exactamente por qué modelo decantarte debes valorar diversos aspectos que resultan muy trascendentes al utilizar un ratón. Primeramente el factor clave hace referencia tanto a la precisión del dispositivo como a su sensibilidad, características que vienen dadas por el DPI.

Dicha medida indica la cifra total de puntos que proceden a ser detectados por el correspondiente sistema con el que cuenta el aparato. Elegir ratones baratos de más DPI o menos debe depender de las tareas que suelas realizar. Por ejemplo, si las acciones requieren rapidez y agilidad como podría ser una frenética partida de un videojuego agradecerás enormemente disponer de una gran sensibilidad.

La ergonomía es otro factor que debe ser tenido muy en cuenta sobre todo por el hecho de que tu mano permanecerá muchas horas encima del elemento en cuestión, ocasionándote dolores y otros contratiempos en caso de que el conjunto no te resulte cien por cien confortable. Por último, si destinarás el periférico a pasártelo en grande con los videojuegos tienes a tu disposición ratones baratos para gamers que no solamente se caracterizan por ser visualmente muy atractivos, sino que adicionalmente acostumbran a integrar botones extra que pueden ser configurados como si fueran atajos de teclado, otorgándote comodidad y muchísima rapidez.

Ratones, con cable o sin cable
5 (100%) 1 voto